Marta Arroyo. Estrategia online

Llegar a las audiencias es difícil, no nos engañemos… Gustarles, conseguir que vuelvan, convertir a los visitantes de tu web en clientes y fidelizarlos, también. ¡Suerte que contamos con una herramienta infalible! El marketing de contenidos.

Es hora de empezar a pensar en términos como marketing de contenidos, inbound marketing o contenido de valor si a menudo te haces estas preguntas:

¿Cómo puedo explicar mi negocio?
¿Qué es lo que debo destacar?
¿Qué es lo que más le interesa a mi público objetivo?
¿De qué manera puedo presentar mis puntos fuertes para atraer a mis clientes potenciales?
¿Debo tener una estrategia online?

 

Empecemos por dar respuesta a la última de las preguntas: sí, debes tener una estrategia online. Te ayudaré a decidir cómo deben ser tus canales de comunicación, cuáles serán los contenidos que ofrecerás a tus visitantes, qué imagen vas a transmitir, para qué debe servir y cómo conseguiremos alcanzar los objetivos planteados.

 

¿En qué consiste una estrategia basada en el marketing de contenidos?

La técnica que conocemos como marketing de contenidos se centra en ofrecer contenido de valor al usuario. Es decir, publicar artículos en el blog, o vídeos en la web, o posts en las redes sociales, que interesen a los visitantes, que les sean útiles, que les aporten valor.

Si a los lectores les gustan nuestros posts, con tu estrategia de marketing de contenidos conseguirás:

  • Ofrecer la imagen que desees de tu negocio. Los textos y las imágenes son la carta de presentación de la empresa, con ellos puedes transmitir profesionalidad, fiabilidad y conocimiento del mercado.
  • Posicionarte en Internet según tus intereses. Por ejemplo, no como tienda de informática sino como analista de seguridad.
  • Aumentar el tráfico a tu web y tus seguidores en redes sociales (primera etapa del embudo de ventas), para conseguir más visibilidad.
  • Subir puestos en los resultados de búsqueda de Google, lo que nos lleva de nuevo al punto anterior, conseguir más visitas.
  • Obtener más leads (segunda etapa del embudo de ventas).
  • Y lo más importante: una vez convertidos los visitantes de tu web en prospectos, convertirlos en clientes (última etapa del embudo de ventas).

Para redactar esos fantásticos textos que atraerán a tu audiencia, tenemos que hacer un trabajo previo: es fundamental conocer a fondo la empresa, el buyer persona y la competencia, además de diseñar una buena estrategia de publicaciones, establecer el tono y elaborar el libro de estilo.

La creación y gestión de contenidos no es una tarea para el director de la empresa, ni para un técnico, ni para un administrativo, necesitas un profesional de la comunicación online.

 

¿Empezamos a crear contenido de valor? Explícame qué necesitas.